GlenGuard Hi-Vis

La primera capa de defensa es su chaleco. Cuando se trata de protección, usted necesita algo más que alta visibilidad. ¿No debería cumplir con los niveles más altos de protección? Los chalecos de seguridad se produjeron utilizando la tecnología patentada “sin derretimiento, sin goteo” de GlenGuard® Hi-Vis, y como parte de nuestra familia de telas de protección FR (tela ignifuga), los chalecos GlenGuard Hi-Vis ofrecen protección inigualable contra arco eléctrico y fogonazo.




FAST FACTS
  • Lo protege contra los peligros de fogonazo y arco eléctrico
  • Tecnología “sin derretimiento, sin goteo”
  • Inherentemente resistente a las llamas
  • Aprobado por el ANSI
  • Tela de 6,2 onzas (181 gramos)
  • Construcciones: tejido o malla
  • Colores: amarillo, anaranjado

No dependa de la suerte

GlenGuard® Hi-Vis, una tela patentada e inherentemente resistente a las llamas, está diseñada para hacer que los chalecos de seguridad sean más frescos y cómodos sin sacrificar la protección. Ofrecemos tela en construcciones de tejido o malla según la preferencia de cada persona. GlenGuard Hi-Vis está aprobado por el ANSI al mismo tiempo que supera las normas de seguridad del gobierno, garantizando la máxima defensa contra los peligros en el lugar de trabajo.

GlenGuard Hi-Vis es ideal para utilizar en los sectores industriales, de construcción de carreteras, servicios públicos eléctricos y gas, transporte, gubernamentales y militares.

Como parte de la familia de GlenGuard, GlenGuard Hi-Vis abarca todas las mejores cualidades de protección ofrecidas en GlenGuard FR.

Consulte la página de GlenGuard FR para obtener más información

Cumple con las normas de seguridad del gobierno y la industria

  • ANSI/SEA 107-2015: pautas del Instituto Nacional Estadounidense de Estándares para ropa de alta visibilidad.
  • ASTM F 1506: la Sociedad Americana para el Ensayo de Materiales es una organización de desarrollo de normas muy elogiada. Su norma de ensayo ASTM F 1506 está particularmente orientada a aquellas personas en la industria eléctrica cuya ropa está expuesta a arco eléctrico momentáneo y peligros térmicos relacionados.
  • ASTM 1959-05, arco eléctrico: método de prueba estándar específicamente utilizado para evaluar la ropa resistente a las llamas durante un arco eléctrico en un entorno de fogonazo. Esta es la norma utilizada para determinar los rangos de arco para las prendas FR.
  • NFPA 70-E (CAT1): la norma para la seguridad eléctrica en el lugar de trabajo, que incluye las prácticas de trabajo relacionadas con la seguridad, los requisitos de capacitación y las pautas detalladas que muchos electricistas adhieren como sus normas de seguridad.

GlenGuard Hi-Vis Anti-stat

GlenGuard Hi-Vis Anti-stat (antiestática) combina la tecnología en nuestro producto de alta visibilidad con protección mejorada con la acumulación estática, que puede ser extremadamente peligrosa para las personas que trabajan en entornos ricos en gas. GlenGuard desarrolló una tela para eliminar esta amenaza. Líder de la industria en esta área, GlenGuard Hi-Vis Anti-stat suma propiedades ignifugas, de alta visibilidad, mientras trabaja para controlar y disipar la estática.





FAST FACTS
  • Primer y único producto de su clase
  • Protegido por patente
  • Construcciones: tejido y malla
  • Colores: amarillo
  • Pasó la prueba de gas de Shirley
  • El tejido pasa utilizando gas hidrógeno
  • La malla pasa utilizando gas metano
  • Diseñado para utilizarse en entornos donde hay gas y las chispas pueden ser peligrosas
  • EN1149-3 y 5 (norma de seguridad), Norma Federal de Método de Prueba 191A

Prueba del producto

GlenGuard se ha probado en gran parte con fogonazos simulados realizados por investigadores independientes. Estas son pruebas en entornos controlados que producen un fogonazo dirigido a la tela. Mediante un software, los investigadores pueden medir el alcance de las quemaduras de segundo y tercer grado a fin de determinar la capacidad de protección de la tela. Los resultados de estas pruebas determinan que GlenGuard es la mejor tela FR de la industria por onza de tela. Al fin y al cabo, cuanto menos se quema el cuerpo más altas son las posibilidades de supervivencia.